Protección de la Tortuga Marina en México

En este artículo se realiza un breve análisis y una recopilación del marco jurídico para la protección de la tortuga marina en México, que nos permitirá conocer cuáles son los instrumentos que nuestro País, en cumplimiento a los compromisos asumidos a través de la firma de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, a emitido para promover la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de esta especie y de los hábitats de los cuales dependen.

En esta ocasión nos daremos a la tarea de analizar el antes y el después de la legislación ambiental en materia de protección a la tortuga marina en México, lo anterior derivado de la firma y ratificación de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas lo que resulta un tema interesante para abordar dado que en nuestro país anidan 6 especies de tortuga marina de las 7 que existen en el mundo (la Tortuga Golfina, la Tortuga Lora o Bastarda, la Tortuga Blanca o Verde, la Tortuga Prieta, la Tortuga Cahuama, la Tortuga de Carey y la Tortuga Laúd); sin dejar de lado la gran problemática que envuelve a estas especies, pues no se debe olvidar que se encuentran catalogadas en peligro de extinción.

La captura de tortugas marinas para autoconsumo ha sido practicada desde poco antes del siglo XX sin embargo, el incremento en la demanda de sus productos en los mercados nacionales e internacionales dio lugar a su sobreexplotación.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para el año de 1968 en el pacifico mexicano, se alcanzó la captura máxima de 350 mil ejemplares, fue a partir de entonces que comenzó a observarse una reducción drástica en las poblaciones de tortugas, originando que las autoridades mexicanas comenzaran a tomar algunas medidas para su protección.

Resulta importante mencionar que previo a la firma de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, el Gobierno Mexicano ya había implementado algunas acciones con el objeto de hacer frente a la creciente sobreexplotación de esta especie, entre las que podemos mencionar:

  1. El otorgamiento de exclusividad a ciertas cooperativas pesqueras para la captura de tortugas, el aprovechamiento obligatorio de todas sus partes para evitar desperdicios, el establecimiento de tallas mínimas y cuotas de captura por región y la implementación de acciones de protección de hembras, huevos y crías;
  2. La emisión del Decreto por el que se determinan como zonas de reserva y sitios de refugio para la protección, conservación, repoblación, desarrollo y control, de las diversas especies de tortuga marina, los lugares en que anida y desova dicha especiePublicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de octubre de 1989 y a través del cual se establece que durante su época de reproducción queda prohibida de manera total la pesca o captura de tortuga marina, por cualquier medio en una distancia de 5 millas marinas frente a la zona de refugio;
  3. La emisión del Acuerdo por el que se establece veda para las especies y subespecies de tortuga marina en aguas de jurisdicción Federal del Golfo de México y Mar Caribe, así como en las del Océano Pacífico, incluyendo el Golfo de California,  a través del cual y con el objeto de proteger, conservar, propagar y recuperar las poblaciones de tortugas marinas se estableció una veda total e indefinida para las especies de tortugas marinas existentes en aguas de jurisdicción Federal del Golfo de México y Mar Caribe, así como las del Océano Pacífico incluyendo el Golfo de California. (tortuga golfina, lora o bastarda, tortuga blanca o verde, tortuga prieta, sacacillo o parlama, tortugas cahuama y perica, tortuga de carey, tortuga laúd y las subespecies, tortuga cahuama o caballera, tortuga jabalina o perica, tortuga laúd o de cuero y tortuga laúd machincuepo, tinglada, siete filos o garapachi). Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 31 de mayo de 1990; y
  4. La expedición de la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-002-PESC-1996 por la que se establece el uso obligatorio de dispositivos excluidores de tortugas marinas en las redes de arrastre durante las operaciones de pesca de camarón en el Océano Pací­fico, incluyendo el Golfo de California. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de agosto de 1996.

En el año de 1998 México firmó la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, instrumento internacional que constituyó un parte aguas respecto del marco jurídico previo y posterior a su firma, pues dado que todas las especies de tortuga marina al ser migratorias constituyen un recurso compartido por diferentes países, la cooperación internacional y la firma de este instrumento generarón un impulso, complemento y fortalecimiento a nuestro marco jurídico en la materia.

Como antecedente podemos mencionar que la Convención Interamericana para la Protección de las Tortugas Marinas, fue firmada por México el 29 de diciembre de 1998 y a la fecha cuenta con los siguientes 15 países miembros: Argentina, Belice, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, Países Bajos, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El objetivo principal de esta Convención es promover la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de los hábitats de los cuales dependen, a través de las siguientes medidas:

  1. La prohibición de la captura, retención o muerte intencionales de las tortugas marinas, así como del comercio doméstico de las mismas, de sus huevos, partes o productos;
  2. El cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES);
  3. La restricción de las actividades humanas que puedan afectar gravemente a las tortugas marinas;
  4. La protección, conservación y, según proceda, la restauración del hábitat y de los lugares de desove de las tortugas marinas, así como el establecimiento de áreas protegidas;
  5. El fomento de la investigación científica relacionada con las tortugas marinas, para la adopción de las medidas necesarias;
  6. La promoción de esfuerzos para mejorar las poblaciones de tortugas marinas, incluida la investigación sobre su reproducción experimental, cría y reintroducción en sus hábitats con el fin de determinar la factibilidad de estas prácticas para aumentar las poblaciones, evitando ponerlas en riesgo;
  7. La promoción de la educación ambiental y la difusión de información; y
  8. La reducción al mínimo posible de la captura, retención, daño o muerte incidentales de las tortugas marinas durante las actividades pesqueras.

En este sentido y con el objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionales de acuerdo con datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores a partir de la firma de la  Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas y hasta abril del 2017 nuestro país cuenta con los siguientes avances en cuanto a legislación en materia de protección de esta especie:

1. Con el objeto de mitigar la captura, retención y muerte intencionales de las tortugas marinas, a través de las siguientes Normas Oficiales Mexicanas fue incorporada la prohibición de llevar a bordo de las embarcaciones pesqueras vivo, muerto o en partes cualquier ejemplar de tortuga marina:

  • Norma Oficial Mexicana NOM-001-SAG/PESC-2013 pesca responsable de túnidos. Especificaciones para las operaciones de pesca con red de cerco. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 16 de enero del 2014;
  • Norma Oficial Mexicana NOM-002-SAG/PESC-2013 para ordenar el aprovechamiento de las especies de camarón en aguas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de julio del 2013;
  • Norma Oficial Mexicana NOM-022-SAG/PESC-2015 para regular el aprovechamiento de las especies de túnidos con embarcaciones vareras en aguas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de junio del 2015;
  • Norma Oficial Mexicana NOM-023-SAG/PESC-2014 que regula el aprovechamiento de las especies de túnidos con embarcaciones palangreras en aguas de jurisdicción federal del Golfo de México y Mar Caribe. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 16 de mayo del 2014; y
  • Norma Oficial Mexicana NOM-029-PESC-2006 pesca responsable de tiburones y rayas. Especificaciones para su aprovechamiento. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de febrero del 2007.

2. En relación a las obligaciones establecidas a través de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), podemos destacar que a través de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 Protección ambiental – Especies nativas de México de flora y fauna silvestres – Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio – Lista de especies en riesgo, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de diciembre del 2010, las Tortugas Golfina, Lora o Bastarda, Blanca o Verde, Prieta, Cahuama, Carey y Laúd, fueron clasificadas bajo la categoría “P”, es decir en peligro de extinción, razón por la cual su captura, aprovechamiento y extracción de huevos se encuentra prohibida.

Complementando las acciones precedentes, el artículo 420 del Código Penal Federal sanciona con penas que van desde 1 a 12 años de prisión a quienes dañen o priven de la vida a las tortugas marinas o recolecten y almacenen productos y subproductos provenientes de las mismas, incluso establece una sanción para aquellos que acopien o dañen a cualquier especie acuática declarada en veda como es el caso de esta especie.

Por otra parte el 26 de junio de 2006 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la adición al artículo 61 Bis 1 de la Ley General de Vida Silvestre, a través de la cual se establece que ningún ejemplar de tortuga marina, cualquiera que sea la especie, podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, incluyendo sus partes y derivados.

3. Con el objeto de proteger, conservar y restaurar los lugares de desove de las tortugas marinas, así como de establecer áreas protegidas, el 16 de julio del 2002 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el Acuerdo por el que se determinan como áreas naturales protegidas, con la categoría de santuarios, a las zonas de reserva y sitios de refugio para la protección, conservación, repoblación, desarrollo y control de las diversas especies de tortuga marina, ubicadas en los estados de Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán.

Respecto a las acciones de patrullaje, la CONANP se encarga de conservar y proteger la franja costera de 15 estados de la República Mexicana, siendo los más importantes el Santuario Playa de Rancho Nuevo en Tamaulipas y el Santuario Playa de Escobilla en Oaxaca, determinados áreas naturales protegidas a través del mencionado acuerdo.

Por otra parte algunas Normas Oficiales Mexicanas han incorporado medidas de protección para estas especies en sus etapas de desove y anidación, como lo es la Norma Oficial Mexicana NOM-029-PESC-2006, pesca responsable de tiburones y rayas. Especificaciones para su aprovechamiento, misma que establece que la pesca dirigida a tiburones y rayas no podrá realizarse en una franja marina de cinco kilómetros de ancho frente a las principales playas de anidación de tortuga marina, durante las temporadas en que desovan y la Norma Oficial Mexicana NOM-162-SEMARNAT-2012, que como su nombre lo indica establece las especificaciones para la protección, recuperación y manejo de las poblaciones de las tortugas marinas en su hábitat de anidación.

4. En cuanto al fomento de la investigación científica relacionada con las tortugas marinas para la adopción de las medidas necesarias para su protección, México cuenta con un Programa Nacional sobre Conservación de Tortugas Marinas a través del cual en coordinación con instituciones académicas y Organismos No Gubernamentales (ONGs) se realizan diversos proyectos de investigación relacionados con la conservación de las tortugas marinas en México, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Diagnóstico de las tortugas carey, caguama y blanca en las playas de anidación y la zona marina del PN Isla Contoy.
  • Marcaje de hembras anidadoras de tortuga Lora en las playas Miramar, Altamira y Barra del Tordo, Tamaulipas.
  • Evaluación de la captura incidental de tortugas marinas durante la pesca de tiburón en el centro-norte de Sinaloa.
  • Programa de monitoreo en áreas de alimentación de tortugas marinas en el noroeste del pacífico mexicano.
  • Herramientas de planeación para actividades turísticas en el Santuario playa de Tierra Colorada y playa Cahuitán.

5. Si de promoción de la educación ambiental y la difusión de información hablamos, es importante mencionar que ubicado en Mazunte, Oaxaca se encuentra el Centro Mexicano de la Tortuga, mimo que fue creado en 1991 con el propósito de difundir la importancia de las tortugas marinas y las acciones de conservación que se llevan a cabo para su protección, este centro cuenta con áreas de campamentos, de difusión y educación ambiental e instalaciones en las que se exhiben distintas especies de tortugas, tanto terrestres como dulceacuícolas y marinas, en diferentes fases de crecimiento.

Cabe señalar que este centro fue creado como alternativa económica para las familias que derivado de la veda total de tortugas marinas decretada en 1990 vieron mermada su única fuente de ingresos, pues a través de este centro además de difundir diversos aspectos sobre la conservación de esta especie se fomenta la actividad turística en la región a través de la liberación de diversos ejemplares de tortuga marina.

6. Por otra parte y con el objeto de reducir al mínimo posible la captura, retención, daño y muerte incidentales de las tortugas marinas durante las actividades pesqueras, México ha implementado las siguientes disposiciones, mismas que prevén el uso obligatorio de excluidores de tortugas marinas (DET´s), e incluso procedimientos para revivir a estos ejemplares en caso de que se necesite mantenerlos abordo para su recuperación debido a su captura accidental:

  • Norma Oficial Mexicana NOM-061-PESC-2006 especificaciones técnicas de los excluidores de tortugas marinas utilizados por la flota de arrastre camaronera en aguas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos;
  • Normas Oficiales Mexicanas NOM-001-SAG/PESC-2013 pesca responsable de túnidos. Especificaciones para las operaciones de pesca con red de cerco;
  • Norma Oficial Mexicana NOM-029-PESC-2006 pesca responsable de tiburones y rayas. Especificaciones para su aprovechamiento;
  • Norma Oficial Mexicana NOM-002-SAG/PESC-2013 para ordenar el aprovechamiento de las especies de camarón en aguas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos; y
  • Acuerdo por el que se modifica el similar por el que se establece la zona de refugio pesquero y nuevas medidas para reducir la posible interacción de la pesca con tortugas marinas en la costa occidental de Baja California Sur, publicado el 23 de junio de 2016, con el objetivo de permitir el uso de redes de arrastre en la zona, siempre y cuando tengan instalados los Dispositivos Excluidores de Tortugas Marinas (DET) y Dispositivos Excluidores de Peces (DEP).

Como podemos observar la firma de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas realmente vino a constituir un parte aguas respecto del antes y el después de la legislación mexicana de protección a la tortuga marina, pues derivado de los compromisos adquiridos a través de la misma, México trabaja continuamente en proyectos y programas que le permiten brindar una mayor protección jurídica a esta especie; es importante mencionar que a manera de vigilar el cumplimiento de dicha convención, el artículo XI de dicho instrumento, establece que los países parte deben preparar un informe anual sobre los programas que ha adoptado para proteger y conservar las tortugas marinas y sus hábitats, así como sobre cualquier programa que pudiera haber adoptado para el aprovechamiento de estas especies, lo que mantiene a nuestro país con la constante obligación de dar cumplimiento a sus compromisos internacionales.

El contenido de los informes anuales realizados por nuestro país puede consultarse en el sitio oficial de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas.

Bibliografía:

“Guía ilustrada de Tortugas Marinas” Para los Campamentos Tortugueros Comunitarios de la Costa Oaxaqueña.


*Te recomendamos: Pesca Ilegal de Totoaba

***

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s